Dumping ecológico

Loli Dolz

2018. Agosto. Una niña sueca con trenzas  decidía manifestarse frente a su parlamento para pedir más contundencia  política ante los problemas climáticos. Su perseverancia y discurso directo y vehemente viralizaron su protesta. Nadie podía creer que Greta Thunberg, de 15 años, tuviera las cosas tan claras, se definiera como activista medioambiental, hablara con semejante claridad y acusara directamente a los adultos de entregarles un futuro mediocre a las generaciones nacidas en el siglo XXI.

| 2 diciembre 2019 - Actualizado a las 05:20h
Pasaron unos días y otros estudiantes se sumaron a la acción con protestas similares. Pasaron unas semanas y jóvenes de todo el mundo se organizaron bajo el movimiento de huelga climática “Fridays for Future”. Todo sucedía muy rápido, las redes sociales ayudaban, y las verdades climáticas se compartían cada vez más,  concienciando, generando debate y poniendo en la agenda política -de los adultos- los problemas medioambientales que deberían contar con planes de acción desde hace años.Entonc...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión