“Es el mercado, amigo...”

JAIME PINEDO Bilbao

Dicen los manuales de marketing que las empresas deben evitar camuflar los incrementos de precio y centrarse en reducir su impacto sobre el cliente, ofreciéndole distintas versiones del producto o el servicio a diferentes precios. Subir los precios y mantener satisfechos a los clientes es, ciertamente,  un ejercicio de equilibrio difícil de mantener, aunque irremediable de aplicar en la mayoría de los casos. Y como casi siempre sucede, quien acaba absorbiendo el incremento de precio no es otro que el consumidor. ¿Quién si no?

| 17 septiembre 2019 - Actualizado a las 05:20h
Por ejemplo, es lo que me temo sucederá si finalmente sale adelante la llamada “tasa Google”, el nuevo impuesto sobre actividades digitales para las grandes empresas tecnológicas, que busca incrementar los ingresos fiscales del Estado bajo la idea de que si los gigantes de internet hacen negocio en nuestro país, los ciudadanos debemos participar también de sus beneficios. Francia, principal impulsor de este nuevo impuesto, ya ha aprobado la llamada “tasa GAFA” (acrónimo de Google, Apple, Fa...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión