La ZAD-2 del Puerto de Bilbao tendrá un nuevo acceso directo a finales de año

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha adjudicado a la UTE Tecsa-Amenabar, por un importe de 4,2 millones de euros, las obras del nuevo acceso rodado a la ZAD-2.

| 13 enero 2021 - Actualizado a las 13:13h
El objetivo del proyecto es aliviar la congestión de tráfico en el control de acceso del Puerto de Bilbao por el Kalero. Foto J.P.
El objetivo del proyecto es aliviar la congestión de tráfico en el control de acceso del Puerto de Bilbao por el Kalero. Foto J.P.

Se espera que las obras comiencen en febrero, y el plazo de ejecución es de nueve meses. El objetivo de este proyecto es aliviar la congestión de tráfico existente en el control de acceso del Puerto de Bilbao por el Kalero, permitiendo un acceso directo y separado desde el vial interno del Puerto a la ZAD-2.

Relacionadas

El “Freya” arribó al Puerto de Bilbao pasadas las 12:30 horas de ayer y tiene prevista su salida a mediodía de hoy desde CSP Iberian Bilbao Terminal. Foto J.P.
El “Freya” arribó al Puerto de Bilbao pasadas las 12:30 horas de ayer y tiene prevista su salida a mediodía de hoy desde CSP Iberian Bilbao Terminal. Foto J.P.
Marítimo

El “Freya” estrena el servicio semanal de WEC Lines que une Bilbao con Moerdijk en Holanda

El buque “Freya” de WEC Lines efectuó ayer su primera escala en el Puerto de Bilbao, en CSP Iberian Bilbao Terminal, inaugurando el nuevo servicio contenerizado que conecta el puerto vizcaíno directamente con Moerdijk (Países Bajos), con un tránsito de tres días, y que dará cobertura a los mercados de Holanda, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Noruega y Polonia mediante conexiones marítimas e intermodales.

El árbitro ha decidido dar por bueno el empate y llevar la contienda a una prórroga.
El árbitro ha decidido dar por bueno el empate y llevar la contienda a una prórroga.
Opinión

Entre no ganar o perder, mejor empatar

Hay días, muy señalados, en el que a uno le aflora desde las entrañas la vena del periodista deportivo que una vez fue. Pero ya se sabe que el forofismo o periodismo de camiseta casa mal con la verdad, o al menos con el relato objetivo de los hechos, como se nos presupone a quienes nos dedicamos al oficio de contar cosas.