Nos vamos de estreno

Loli Dolz

Pues ya tenemos Consell. Desmontando todos los rumores, Ximo Puig ha impulsado a su jefe de gabinete, Arcadi España, al Consell como nuevo titular de Política Territorial. ¿Por qué lo ha hecho? Pues, sinceramente, no lo tengo claro pero según comentan los que saben de política Arcadi España se perfila como el armonizador de sensibilidades en el gobierno tripartito; de hecho, ya lo ha estado haciendo en la última legislatura y en ésta tendrá una tarea importante, a tenor de lo que ha acontecido la semana pasada horas antes de vivir la jornada de investidura.

España pasa a ocupar la cartera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad. Dejamos atrás el primer apellido, el de Vivienda (ojo que no es que me parezca mal que se gestione mejor la vivienda, de hecho durante la pasada legislatura se hizo mucho por reforzar este derecho fundamental, pero creo que mezclarlo con el transporte no beneficiaba a nadie y mucho menos al transporte), para centrarnos en la política territorial y su vertebración que, al final, es lo que realmente puede llegar a afectar a nuestro sector.

Así que será él nuestro conseller de cabecera y quien más hablará con José Luis Ábalos, si este continúa como ministro de Fomento.

Arcadi España prometió ayer su cargo, junto al resto de miembros del Consell, subrayando que gobernará para todos los valencianos “con humildad, responsabilidad y diálogo”. Y según señaló su principal prioridad será: trabajar para los valencianos, luchar contra el cambio climático, crear más empleo y de más calidad, luchar contra la violencia machista y hacer la transición ecológica que necesita la Comunitat. O sea, que seguirá las mismas líneas marcadas por la presidencia de la Generalitat, al menos por ahora, hasta que conozca y controle qué proyectos están bajo sus competencias.

A ver... es algo normal... pero esperemos que no tarde mucho en ponerse al día, porque no estamos como para esperar en asuntos como: el PLV- Parque Logístico de Valencia y sus accesos y circulación interna siempre cerca de entrar en shock debido al éxito de la propuesta (las parcelas disponibles han volado durante los últimos cuatro años así que la densidad de usuarios ha crecido notablemente sólo en trabajadores de los operadores logísticos y empresas del parque, imagínense la que se lía cuando llega un mega buque al puerto con sus movimientos contados por miles); la lentitud del departamento de Gestión en la tramitación de expedientes; la importancia de unificar criterios entre los diferentes servicios territoriales (seguimos sin el Comité del Transporte de la Comunitat Valenciana); se necesitan soluciones para el escaso espacio de aparcamiento para camiones, que no se olvide la estación intermodal de Fuente de San Luis, ni la de Castellón, ni el acceso norte al puerto de Valencia... Sigan ustedes que también se lo saben.

La otra conselleria que también nos interesa es la de Rafael Climent que seguirá como conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. Desde esta conselleria se gestiona otro nodo logístico de especial interés por su proyección y cercanía al puerto del Camp de Morvedre: Parc Sagunt (I y su futura ampliación II). Así que: ánimo Climent que tú ya estás versado en estas lides. No te demores.

Si les parece, les dejamos el verano para que se estrenen y en septiembre les examinamos (valdrán las críticas más feroces) si no vemos ningún cambio. Algo harán, ¿no?

Relacionadas

 
Opinión

Por un futuro accesible

Según la Wikipedia, referente millennial de la información enciclopédica, “España es un país turístico con una desarrollada infraestructura en el sector servicios, situándose entre los tres más visitados del mundo, al que acuden anualmente millones de viajeros atraídos por sus playas y agradable clima, el abundante patrimonio artístico del país y la riqueza gastronómica”.

 
Opinión

Dumping ecológico

2018. Agosto. Una niña sueca con trenzas  decidía manifestarse frente a su parlamento para pedir más contundencia  política ante los problemas climáticos. Su perseverancia y discurso directo y vehemente viralizaron su protesta. Nadie podía creer que Greta Thunberg, de 15 años, tuviera las cosas tan claras, se definiera como activista medioambiental, hablara con semejante claridad y acusara directamente a los adultos de entregarles un futuro mediocre a las generaciones nacidas en el siglo XXI.

 
Opinión

Espera portuaria

Mientras escribo estas líneas la convocatoria de huelga en los puertos españoles para hoy sigue en marcha. Estibadores y empresas dialogan, analizan sus propuestas y negocian cómo llegar a un acuerdo sobre el V Acuerdo Marco.