Paisajes

JAIME PINEDO Bilbao

En los contados 400 metros en línea recta en los que se reparten las tres manzanas de edificios y los dos semáforos que separan el portal de mi casa de la oficina en la que escribo estas líneas, han pasado muchas cosas desde que el 16 de marzo el estado de alarma obligara a echar la persiana a casi todos los comercios y establecimientos de este tramo de calle donde ahora la actividad trata de recobrar, tímidamente, su vida anterior. Aunque el paisaje ya no es, ya no será el mismo.

| 2 junio 2020 - Actualizado a las 05:20h
El paisaje de estos 400 metros de calle ha cambiado en apenas dos meses.
El paisaje de estos 400 metros de calle ha cambiado en apenas dos meses.
“Mari Carmen. Peluquería de Caballeros”, la pequeña “barbería” a la que acudía cada dos o tres meses, tiene pegado en su persiana el cartel de una inmobiliaria: “Se vende. Se alquila”. Sabía que Mari Carmen, autónoma a tiempo completo como peluquera y como persona, ansiaba jubilarse, “pasar a mejor vida”  tal y como, peine y tijera en mano, me decía con su risa ronca de miles de Winston fumados entre corte y corte. Sin embargo, el estanquero de la Expendeduría 33, no ha parado durante...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión