Corazón frío

Frutas y verduras, pescado y marisco, productos lácteos o cárnicos, medicamentos, vino… Los contenedores frigoríficos o reefer transportan alimentos frescos o congelados, pero también otros productos como equipos electrónicos, flores, medicinas, cosméticos e incluso obras de arte. En función del tipo de producto que se transporta a través de la cadena de frío se aplican estándares de temperatura específicos. En el caso de las frutas y verduras, una ruptura de la cadena de frío puede provocar daños que llegan a provocar incluso la pérdida total del producto, con las consiguientes consecuencias económicas y reclamaciones. Si el contenedor supuso una revolución en el comercio mundial e impulsó la globalización que hoy conocemos, el contenedor reefer supuso un paso más allá. Su valor y contribución a la logística es tal que el comercio mundial sufriría un revés sin precedentes sin estos cajones metálicos, el corazón frío de la logística de perecederos.

| 5 febrero 2020 - Actualizado a las 05:20h

Más

Los expertos de la industria y diversos indicadores económicos auguran buenas perspectivas para el crecimiento del transporte marítimo de contenedores frigoríficos. Así, la compañía Seacube Container Leasing, con más de 200 depots en el mundo y 1,2 millones de TEUs actualmente en alquiler en servicio, prevé que este segmento de mercado crezca entre el 6% y el 9% en 2020, sustentado en varias tendencias que ofrecen notables oportunidades, como la de una mayor demanda de alimentos frescos e import...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión