Crecimiento físico del puerto

| 28 noviembre 2019

En el capítulo de las infraestructuras portuarias y de su desarrollo físico, Barkala citó alto nivel actual de ocupación de espacios, que ronda el 90%, lo que es motivo de satisfacción pero también un nuevo reto en materia de planificación portuaria para dar cabida en el futuro a nuevas implantaciones. En este sentido, adelantó que a lo largo del 2020, se licitarán las obras de la ampliación del Muelle AZ-1, que generarán 50.000 metros cuadrados de superficie y una nueva línea de muelle de algo más de 200 metros, con el objetivo de disponer de suelos para este tipo de actividades y de mejorar la operativa de atraque en esta zona y la agitación dentro de la dársena de la Ampliación. 

Además, dijo que la situación de saturación espacial se ha mejorado también con las obras de la 1ª Fase del Espigón Central, que han generado 320.000 nuevos metros cuadrados, con una nueva línea de muelle de 1.000 metros lineales y calados de 21 metros. Barkala definió el Espigón Central como “un espacio de oportunidad”, ya en comercialización con destino a nuevos tráficos y líneas de mercado”. “No habrá muchas más oportunidades en el Puerto de Bilbao”, advirtió.

Relacionadas

El grupo ha presentado sus avances en transparencia y Agenda 2030.
El grupo ha presentado sus avances en transparencia y Agenda 2030.
Marítimo

Valenciaport avanza en su compromiso de transparencia en el Grupo de Acción de RSE en Empresas Públicas

La Autoridad Portuaria de Valencia, como miembro del Grupo de Acción de Responsabilidad Social (RSE) avanza en su compromiso en materia de transparencia. Este grupo, coordinado por Forética, presentó ayer la “Guía de avances de las empresas públicas ante el reto de la transparencia y la Agenda 2030”.