De grúas y bacterias fecales

Paco Prado

Hay dos dioses que mandan en este sector: el mercado y … el medio ambiente. El primero dicta su ley implacable, establece su norma de excelencia y de competitividad, como camino para alcanzar la meta: ser los mejores para conquistar la posibilidad de supervivencia y de progreso.

| 11 octubre 2019 - Actualizado a las 05:20h
La segunda norma, la medioambiental, se la autoimponen las empresas. Esas empresas tienen, por definición, intereses, clientes, delegaciones y proveedores en todos los rincones del mundo, por tanto, se deben, porque así lo eligen, a ese objetivo irrenunciable de perjudicar lo menos posible a nuestro mundo, el mundo de todos.No es la logística un sector que atienda sólo a normas locales o nacionales. Sería muy sencillo. Atiende a las normas medioambientales más exigentes del mundo: las que se imp...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión