Disparen al mentiroso

#Suricata

En las madrigueras, encerrados, somos todos menos peligrosos. Entre otras cosas, conducimos menos, contaminamos menos. Pero un descerebrado lo es siempre y acaba encontrando algo con lo que joder la marrana.

| 25 marzo 2020 - Actualizado a las 05:20h
Hubo un tiempo, ciertamente añorado, en el que tener un medio de comunicación propio suponía un desembolso brutal, unos estudios, una ética, una res-pon-sa-bi-li-dad. Ahora, con un teléfono uno puede intoxicar medio planeta a base de difundir tonterías. Es tiempo de fijarse más que nunca en la cantidad, calidad y, sobre todo, procedencia de la información que consumimos. Y, lo que es tanto o más importante, la que reenviamos. A muchos les importa cero ninguna otra cosa que no sea el llamar la at...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión