El carbón ya no es cautivo

El inminente cierre de las centrales térmicas provoca el derrumbe de los tráficos portuarios y ferroviarios de carbón

El carbón ya no es un comodín para la logística, ya no es un tráfico ni seguro ni asegurado. La que ha sido desde la revolución industrial una de las mercancías por antonomasia afronta un profundo declive que en España ha dinamitado, entre otros, los tráficos portuarios y ferroviarios.

La clave está en el inminente cierre de la mayoría de centrales térmicas existentes en nuestro país, un proceso que debe culminar en junio de este año toda vez que las grandes compañías energéticas han decidido abandonar el carbón para la generación de energía eléctrica y no acometer las costosas inversiones que exige la normativa europea en cuanto a emisiones de sulfuro y nitratos.

A 1 de enero de 2018 había en España un total de 18 centrales térmicas, operadas por Endesa (5), Iberdrola (2), EDP (2), Viesgo (2) y Naturgy (4), de las cuales a partir del 1 de julio de 2020 quedarán en servicio solamente 3, más una de ellas con la actividad reducida.


De las quince centrales térmicas que había a 1 de enero de 2018, sólo quedarán en servicio cuatro a partir de julio 

En concreto, por lo que respecta a Endesa, va a cerrar 4 de sus 5 plantas: As Pontes  (A Coruña) y Carboneras (Almería), para las que se solicitó el cierre en diciembre de 2019, y Andorra (Teruel) y Compostilla (León), para las que se solicitó el cierre en diciembre de 2018. Además, en el caso de la quinta, Es Murterar (Mallorca), se ha solicitado el cierre de dos grupos de generación.

En cuanto a Naturgy, ya cerró totalmente la central de Anllares (León) y anunció en enero de 2019 la solicitud de cierre para las centrales de Narcea (Asturias), Meirama (A Coruña) y La Robla (León).


Origen normativo



El cierre de la mayoría de las centrales térmicas en España tiene su raíz en los requerimientos medioambientales impuestos por la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, que establece unos límites muy estrictos sobre las emisiones industriales de las centrales térmicas en cuanto a sulfuros y nitratos.



Con el 30 de junio de 2020 como fecha límite para la finalización del periodo transitorio, los propietarios de estas centrales han tenido que decidir en los últimos años si acometen costosas inversiones en las centrales térmicas para reducir las emisiones mediante procesos y tecnologías de desulfuración y desnitrificación o si, directamente, afrontan, como va a ser en la mayoría de los casos, el cese de la producción y el cierre de las centrales.

mapa-ok

Igualmente, Iberdrola tiene solicitado el cierre de las centrales de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia) y lo mismo Viesgo en el caso de la central de Puente Nuevo (Córdoba), con el cierre previsto también para junio.

La otra central de Viesgo, ubicada en Los Barrios (Cádiz), es una de las cuatro que a partir del 1 de julio seguirá funcionando, en su caso tras una inversión de más de 80 millones de euros.

Las otras dos centrales son las gestionadas por EDP y ubicadas en Aboño y Soto de Ribera, ambas en Asturias, donde la inversión para la desnitrificación y desulfuración ha alcanzado los 90 millones de euros.

Ante este panorama, para ámbitos como el portuario o el ferrovario el carbón va a dejar de ser en muchos casos un tráfico cautivo ligado a las centrales térmicas .

Con el cierre inminente de 11 de las 14 centrales aún en servicio, la actividad ya se está reduciendo en la mayoría de ellas y, sobre todo, ahora ya lo que se está consumiendo priotariamente es el carbón en stock, quedando minimizada la entrada de nuevo carbón y acuciándose el desplome de los tráficos ferroviarios y portuarios.

Así se observó en 2019 con el descenso del 33% del tráfico portuario y del 70% del tráfico ferroviario en Renfe, caídas que se acelerarán aún más en el primer semestre de 2020.


Rumbo al desplome en los puertos

Uno de los ámbitos logísticos donde es mayor el impacto en la caída de los tráficos de carbón son, sin duda, los puertos.

Los graneles sólidos han sido siempre un valor seguro para los puertos españoles de la mano de las centrales térmicas situadas en sus áreas de influencia.

Hablamos de un tráfico, no podemos obviarlo, con grandes dientes de sierra en su evolución en los últimos años, debido a la influencia de las crisis económicas, la desindustrialización o, cómo no, la meteorología. No obstante, el mínimo histórico ha dejado de ser el que se alcanzó en 2010 con la crisis, cuando se movieron en los puertos españoles 24,21 millones de toneladas. Ahora el tráfico histórico más reducido de los últimos tiempos ya es el de 2019 con apenas 18 millones de toneladas, según datos facilitados por Puertos del Estado, casi un 30% menos que en 2018 y, lo que es más significativo, con perspectivas aún peores de cara a 2020, ya que el cierre definitivo de las centrales térmicas es inminente.

Sin ir más lejos, en enero de este año, la caída de los tráficos de carbón y coque del petroleo en los puertos españoles fue del 24,1%, con enclaves que ya han visto prácticamente desaparecer el carbón de sus muelles.  Los puertos más afectados son, por tanto, aquellos más ligados a las centrales térmicas de cierre inminente.
En 2019, los tres primeros puertos en tráfico de carbón y coque del petróleo fueron Gijón, Tarragona y Ferrol, con descensos del -14,4%, -23,9% y -54,2% respectivamente.

No obstante, aún más relevantes fueron los retrocesos en puertos como Almería (-62,2%), Baleares (-30%), Algeciras (-61,4%), A Coruña (-69,4%) o Huelva (-23,5%).

Con todo, estos retrocesos no son nada en comparación con cómo ha arrancado el año 2020 para muchos enclaves.

Por ejemplo, el retroceso en el mes de enero fue del -73,48% en A Coruña, del -80,8% en Tarragona, del -98,1% en Almería, del -96,7% en Algeciras, del -42,7% en Huelva y, ojo, de prácticamente el 100% en Ferrol-San Cibrao.

portuario-carbon
portuario-carbon

EL DATO

-100%

La caída de tráficos en el sistema portuario es tal que Ferrol-San Cibrao, segundo puerto del sistema portuario en tráfico de carbón con más de medio millón de toneladas en enero de 2019, ha arrancado el año 2020 sin tráfico y, por tanto, con una caída del -100%

Renfe pierde en dos años el 77% de sus tráficos

Si el impacto del cierre de las centrales térmicas en los puertos es elevado, no lo es menos en uno de sus aliados fundamentales, el transporte ferroviario.

La mejor muestra son los tráficos de Renfe Mercancías, que ha visto cómo tanto en la parcela del vagón completo como en la parcela del tráfico de ancho métrico los tráficos han sufrido un duro revés debido al retroceso del tráfico de carbón.

De acuerdo con los datos recabados por Diario del Puerto de Renfe Mercancías, en el año 2017, el operador ferroviario llegó a mover 2,88 millones de toneladas de carbón mediante la tracción de 3.061 trenes.

Un año después, en 2018, los tráficos comenzaron a resentirse y ya el movimiento en toneladas quedó en 2,25 millones, con una bajada de los trenes operados hasta los 2.365.

No obstante, el recorte definitorio se produjo el año pasado.

En concreto, en 2019 Renfe movió apenas 711 trenes de carbón, lo que dejó el tráfico en el mínimo histórico de 650.978 toneladas.

Con respecto a 2018, Renfe Mercancías redujo el total de trenes operados en un 70%, mientras que los tráficos se redujeron en un 71,7%.

No obstante, desde 2017 los tráficos de carbón han caído en Renfe un 77,4%, con un descenso en los trenes operados del 76,7%.

Estos datos, dado el cierre definitivo de 11 de las 15 centrales térmicas que había en España a 1 de enero de 2018, no van a mejorar en 2020.

A falta de datos concretos del mes de enero, los tráficos totales de Renfe Mercancías en el primer mes de 2020 reflejan una caída en los tráficos de vagón completo del 29,11%, así como un descenso en los tráficos de ancho métrico del 59,6%.

Hay que recordar que entre 2006 y 2019 los tráficos de ancho métrico de Renfe se han dividido por cuatro.

De igual forma, desde 2007 los tráficos de vagón completo se han reducido a la mitad.

flecha-carbon

En 2019 Renfe movió apenas 711 trenes de carbón, lo que dejó el tráfico en el mínimo histórico de 650.978 toneladas

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión
Suscripción
150€ + IVA Escoger
  1. Alertas, boletines diarios y acceso a la nueva web. Alertas. Conozca AL INSTANTE, por whatsapp y email, la información más importante.
    Boletín diario, a primerísima hora, en su email.
    Claves de acceso a todo el contenido de diariodelpuerto.com.

  2. Ficha con foto y actualización permanente de sus datos en nuestro Quién es Quién, digital y en papel.
  3. Garantía de invitación a los Desayunos Informativos de su zona.
  4. Recepción en PDF y en papel nuestras publicaciones, menos Diario del Puerto. Anuario
    Dossiers (Cruceros, Carga Aérea, Puertos y sus terminales, OEAs…).
    Ranking de empresas del sector.
    Especial Navidad.
    Quién es Quién en Logística en España. Ediciones de:
    • Barcelona
    • Madrid
    • Valencia
    • Alicante
    • Castellón
    • Canarias
    • Andalucía
    • Euskadi
    • Cantabria
    • Cargadores
Escoger
Suscripción PLUS
350€ + IVA Escoger
  • SUSCRIPCIÓN + recepción en su despacho de Diario del Puerto en papel, todos los días laborables, menos en agosto
Diario del Puerto Escoger
¿Tienes dudas? Contacta con nuestro equipo