Logística y política

Paco Prado

Curiosa esta norma social que indica que lo más "elegante" es llevar un trozo de tela ajustado al cuello y una chaqueta, como prendas imprescindibles, en todo momento y lugar... aunque estemos a más de 30 grados. Me parece imprescindible abrir el debate que acabe fijando el hasta cuándo de ese sinsentido de considerar "elegante" lo de sudar más que el profesor de natación de los gremlins. Todo esto lo reflexionaba yo mismo camino de la toma de posesión del secretario de Estado del Ministerio de Fomento y de otros cargos variados, llevada a cabo el pasado miércoles en Madrid. Ciertas blasfemias circulaban por mis sienes, embutido en la chaqueta y la corbata, cuando comprobé que podía ser peor. Al llegar a la sala marco del evento, me di cuenta de que el calor de la calle era viento polar comparado con el que allí hacía. El ansia viva de adular al nuevo ministro y sus mariachis, unido a la aglomeración propia del metro de Tokio, daban al recinto una atmósfera de antesala del infierno.
| 22 junio 2018 - Actualizado a las 14:26h
Este preámbulo climático sirve para ambientar al astuto lector sobre el estado de ánimo con el que afronté la citada toma de posesión. Estaba especialmente sensible ante el descaro con el que se reconocía, en los corrillos particulares e incluso en los discursos de unos y otros, que los recién llegados a esta o aquella responsabilidad no tienen ni idea de lo que trata su responsabilidad. Lo diré una vez más: independientemente de partidos, colores, filias y fobias... este sistema de renovación d...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión