Muerte por una idea

Paco Prado

Comentaba mi compañero Fernando ayer lo de esa regla no escrita que dice que no se publican los suicidios por aquello de no generar un "efecto llamada". Realmente, el efecto llamada en esto de los suicidios no se produce porque a uno le recuerden que se puede quitar la vida si quiere y puede. Si no porque, desde Mocito Feliz hasta el Pequeño Nicolás, este país está más que saturado de ejemplos de señores que por salir del anonimato "ma tan". O se matan. Su idea es esa: salir en la tele como sea.
| 18 mayo 2018 - Actualizado a las 14:57h
Anular la publicación de los casos de suicidios, que no sé si el lector sabe que es la primera causa de muerte, por encima de la carretera, el cáncer o el corazón, hace que no se hable lo suficiente de lo horrible que puede llegar a ser un mal que está presente en nuestro sector y en la sociedad en general. Hablo de ese virus dañino, terco, que puede acabar por pudrirlo todo: Una idea. Cuando una idea se te mete en la cabeza, es como cuando un tonto coge una linde. Se acabará la linde antes que...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión