Llamando a los zombis

Paco Prado

Le preguntábamos a Antolín Goya el otro día sobre las huelgas pasadas y sobre cuál era la línea roja que marcaría la convocatoria de un nuevo conflicto. Por supuesto que a la brutal bajada de rendimientos él no le llama huelga. No hubo de eso, según mi parcialmente admirado interlocutor.
| 11 mayo 2018 - Actualizado a las 15:04h
Respecto a las líneas rojas, quedó claro que eran muchas y de muchos colores, con un denominador común: no tocarle las narices al colectivo portuario. Ahora, es curioso, cuando se supone que están en un momento crítico, con la ley de liberalización de la estiba y todo eso, ahora, sucede que, entre unos y otros, se ha reforzado al colectivo de profesionales más fuerte que conozco. Y se anuncian nuevas huelgas, estas sí con todas las letras. Vuelven a nuestra mente los cientos de miles de contened...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión