Ya me contarán

Paco Prado

Por mucho que levantemos la cabeza hacia el horizonte, siempre nos quedamos cortos. Si nos paramos a reflexionar, a imaginar, siempre será insuficiente. Bien sabemos que no se gana progreso y futuro apretando tuercas, sino sabiendo qué tuerca apretar. El pasado martes el sector logístico, convocado por este Diario, se dio una pausa para la reflexión y de ahí volvieron a salir ideas de futuro.
| 23 febrero 2018 - Actualizado a las 16:21h
Ocurrió que el propio marco elegido, el emblemático edificio Veles e Vent, formó también parte del mensaje. Y es que costaba mantener la vista en el corto plazo, cuando al levantar la cabeza se tenía una panorámica privilegiada del Mediterráneo playero y portuario, ofreciendo un horizonte abrumador. Hay que combinar las dos cosas: no perder detalle lo que ocurre, y no dejar de valorar el horizonte, ese que por muy lejos que lo intentemos ubicar, siempre nos quedamos cortos. Hemos de estar pendie...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión