Keynes, Jack Ma, Stajánov y nosotros

JAIME PINEDO Bilbao

John Maynard Keynes, el padre de la macroeconomía y de la política económica, se aventuró a pronosticar en 1930 en su ensayo “Economic Possibilities for our Grandchildren”, que para 2030 las sociedades desarrolladas serían lo suficientemente ricas como para que el tiempo de ocio, más que el laboral, caracterizara los estilos de vida de dichas sociedades.

| 14 mayo 2019 - Actualizado a las 05:20h
Argumentaba Keynes que si las economías nacionales crecían a una media anual del 2%, lo que  puede considerarse como una previsión realista, el capital y la riqueza en el mundo se multiplicaría hasta por siete veces. En un mundo tan rico,   en una sociedad de ocio, no trabajaríamos más de 15 horas semanales. No nos dejemos llevar por el pesimismo, pero a falta de 11 años para el 2030 parece bastante improbable que Keynes vaya a tener razón. Dicen que un economista “es un experto q...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión