La APV creará un nuevo muelle en el Espigón Turia Norte para el tráfico de cruceros

La Autoridad Portuaria de Valencia ha sacado a concurso la redacción del proyecto de “Adaptación del Muelle Norte del Espigón del Turia para atraque de cruceros en el Puerto de Valencia”, que contará con un presupuesto de licitación de 222.093,51 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

El nuevo muelle resultante contará con una longitud de 546 metros y un calado mínimo de 11. Infografía: Alba Prado.
El nuevo muelle resultante contará con una longitud de 546 metros y un calado mínimo de 11. Infografía: Alba Prado.

Más

El objetivo del proyecto es dotar al Puerto de Valencia de un nuevo muelle con calado y longitud suficiente para poder acoger escalas de buques de cruceros. El estudio debe establecer una alineación única de los muelles de la zona, es decir, del Muelle de Unión Naval de Levante y del Muelle del Espigón Turia Norte. La infraestructura resultante deberá tener una longitud aproximada de 546 metros, según se establece en los pliegos de condiciones a los que ha tenido acceso Diario del Puerto.

El futuro adjudicatario deberá trasladar, por tanto, las alineaciones de los muelles hasta conseguir una alineación común, y adecuar, reforzar o incluso sustituir los muelles sobre los que se esté trabajando.

Con el objetivo de adecuar toda la Dársena de Unión Naval, el estudio debe proyectar todos los análisis para poder atender al creciente tamaño de los nuevos buques de cruceros. Para ello, según el pliego de condiciones, “se procurará el dragado de la mayor superficie posible”. Así, aunque el proyecto debe incluir “un estudio que determine ese calado”, éste no deberá ser inferior a los 11 metros, apostando a priori la Autoridad Portuaria de Valencia por los 12 metros.

El Muelle de Unión Naval de Levante tiene una longitud de 255 metros y un calado de nueve. Está equipado con 12 bolardos simples de 75 toneladas de tiro nominal, y no dispone de defensas.En la actualidad, este muelle no presenta uso comercial.

El muelle Espigón Turia Norte, contiguo al muelle Unión Naval de Levante, tiene una longitud total de 281 metros divididos en dos tramos. El primero de ellos tiene una longitud de 62 metros y un calado de nueve. Está equipado con tres bolardos simples de 75 toneladas de tiro nominal, y cuenta con tres defensas. El segundo de los tramos es de 219 metros y cuenta con un calado de 11 metros. Está equipado con 11 bolardos simples de 75 toneladas de tiro nominal y 14 defensas. Este muelle cuenta con un uso comercial asociado a las concesiones colindantes de mercancía a granel.

En la actualidad, los cruceros que llegan al Puerto de Valencia pueden ser atendidos en dos zonas. Una de ellas es la del Muelle de Poniente, donde Trasmediterránea tiene ubicada su terminal, y en la que ofrece dos líneas de atraque de 379 y 395 metros, respectivamente, y un calado máximo de 12 metros. La otra está en la Ampliación Norte. Cuenta con dos muelles de 430 y 440 metros de línea de atraque, con un calado de 14 metros.

La Autoridad Portuaria de Valencia avanza de esta manera hacia la separación de los diferentes tipos de tráficos, un objetivo enmarcado en la redefinición de la Ampliación Norte del Puerto de Valencia para dedicarlo íntegramente al tráfico de contenedores. El pasado año, la APV rescató la concesión de Unión Naval de Levante para ubicar allí la futura Terminal Integral de Pasajeros y Cruceros, en la que convivirán tanto el tráfico de líneas regulares de ferries como de buques de crucero. 

Relacionadas

Marítimo

Costa Cruceros programa cinco escalas más en el puerto de Valencia en 2020

La próxima temporada de verano, el aeropuerto de Valencia contará con línea directa a Bari, Rostock y Ámsterdam y Costa Cruceros pondrá a disposición de sus clientes valencianos vuelos directos desde la capital de la Comunitat Valenciana  hasta las islas griegas y el norte de Europa para embarcar a bordo del “Costa Mediterranea”, “Costa Fascinosa” y “Costa Fortuna”.