Manos que dicen tanto...

Suricata


¿No les pasa que la foto de apertura de la edición de hoy de Diario del Puerto les habla mucho más que si escucharan cien mil discursos? ¿No les sucede que esas miradas de los tres protagonistas de la imagen les cuentan más cosas que cien mil horas de declaraciones?

| 26 noviembre 2019

¿No les ocurre que con posar sus ojos en las manos entrelazadas entienden más de qué va este preacuerdo sobre la estiba que si estuvieran leyendo de ello durante semanas?

A este Suricata le basta con ver la mirada feliz de Salvador de la Encina y la firmeza de su brazo para entender la satisfacción que le provoca su objetivo alcanzado: la paz social en la estiba y sin que se haya ejecutado el paro.

Igualmente, la mirada de Antolín Goya es todo un canto al no bajar la guardia, máxime se la unimos a ese gesto de fuerza y de autoridad de la mano en el cinto, prevenido como los cowboys ante la posibilidad de tener que desenfundar.

En cuanto a Pedro García, su lánguida mirada y esos dedos trémulos que casi ni rozan el resto de manos no reflejan más que el convencimiento de cuán lejos cree que está aún el verdadero consenso, pues todavía queda que Competencia y Trabajo den su parecer, es decir, queda mucho pre y falta todavía mucho acuerdo. Hay que ver qué reveladores son en las personas los gestos.

Relacionadas

 
Opinión

A PALÉ

Navegando por internet el otro día desde mi madriguera me topé con el último videoclip de Rosalía de su tema “A palé”, que toma como escenario una terminal de contenedores. 

 
Opinión

Menos que papeleras

Me asomo y veo arder Barcelona y las carreteras cortadas y la gente enfadada. Y pienso que me faltan datos, por eso de estar gran parte del tiempo en mi madriguera. Y pongo mi vieja radio y me informo de todo. Y entiendo menos.