VENTANAS, MIRADORES, TERRAZAS

#Suricata

En un nuevo día del estado de alarma la vida se va llenando de desconcertantes monotonías, pero también de enriquecedoras sorpresas, incluso para quien habitualmente vive de otear novedades en el horizonte.

| 24 marzo 2020 - Actualizado a las 08:53h
Este estado vital de todo Suricata no consiste simplemente en que la realidad pase ante tus ojos, sino en que, antes que nada, la madriguera esté siempre abierta y que, además de ver, uno tenga siempre el afán de mirar, dos cuestiones que hasta hace dos días muchos tenían absolutamente abandonadas.Si semanas atrás me hubieran preguntado qué sabía de mis vecinos del edificio de enfrente, me hubiera limitado a relatar el color de las cortinas, el estampado de los estores, la hondura del crujido de...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión